por José Villar Rodríguez

La sabiduría guitarrística de Pedro Javier González corre pareja con el incomparable marco del Palau de la Música de Barcelona.

Asistimos al concierto que ofreció el día 30 de julio de 2019 y quedamos gratamente sorprendidos por la espectacularidad del acto; Pedro Javier es un guitarrista que da prestigio al flamenco a la guitarra y a la música en general. La sola presencia de su persona en escena ya nos predispone a escucharlo con gran atención, luego, cuando oímos las primeras notas de su guitarra, nos cautiva de manera que la hora y media de su concierto se nos pasó en un suspiro.

Pedro Javier es un guitarrista polifacético, el mismo virtuosismo presenta en la música flamenca, en la clásica o en cualquier otra disciplina musical, el derroche de música que sabe extraer de su guitarra nos  hace cambiar el estado de ánimo constantemente y en ello estriba el éxito de sus conciertos.

Un aspecto interesante de este genial guitarrista es que sabe muy bien elegir la temática de sus conciertos para no caer en el cansancio de la reiteración y asimismo, tiene gran sensibilidad para no prolongar el tiempo de cada obra musical más de lo necesario. En la primera parte de su concierto actuó como solista e interpretó, en primer lugar, la “Rondeña” de Ramón Montoya Salazar (1), seguidamente nos ofreció el “Zapateado· de Esteban Sanlúcar (2), siguió con la “Malagueña” de Ernesto Lecuona (3) en esta ocasión la belleza de esta composición quedó realzada con el baile de la guapa bailaora Carolina Morgado, en cuarto lugar interpretó “La leyenda del tiempo” de “Camarón” versionada por él mismo, seguidamente interpretó una “Farruca” del maestro “Sabicas” (4) con el acompañamiento del bajista Horacio Fumero y del bailaor José Manuel Álvarez el cual deslumbró al público con sus desplantes de pies y su sincronismo con la guitarra, a continuación Pedro Javier, de forma incansable, interpretó su creación “Pueblo Blanco” bonita “Fantasía musical” y por fin interpretó “La vida Breve” del ilustre maestro Manuel de Falla, (5) que resultó verdaderamente impresionante.

(1) Ramón Montoya Salazar, considerado el “Padre” de la guitarra flamenca, creó el concierto de guitarra solista y creó el estilo flamenco de “Rondeñas”. (1880-1948)
(2) Esteban Sanlúcar, guitarrista gaditano, muy creativo, que desarrolló su arte especialmente en Argentina, algunas de sus obras son “Zapateado”, “Panaderos Flamencos”, “Mantilla de Feria”  (1910-1989)
(3) Ernesto Lecuona, músico y compositor cubano, creador de su famosa “Malagueña” y canciones como “Siboney” , “Siempre está en mi corazón” (1896-1963)
(4) “Sabicas” Agustín Castellón Campos, maestro guitarrista, fue muy creativo, era natural de Pamplona pero vivió casi toda su vida en Nueva York, (1912-1990)
(5) Manuel de Falla, insigne compositor gaditano (1876-1946)